Editorial Excursiones

En el blog futbolero Lástima a nadie, maestro, publicaron tres crónicas de Sara Gallardo sobre Maradona. Aquí va la primera, “Argentina sta accá”, publicada el 22 de agosto de 2018

Publicamos tres crónicas de Sara Gallardo, la gran escritora argentina, desde Nápoles. Fueron reunidas en el libro Los Oficios por editorial Excursiones. La primera es previa a la llegada de Diego, cuando la ciudad está esperando al 10. Como si supieran todo lo que vendría después, ya abundan las remeras y hasta las pizzas llamadas Maradona.

Por Sara Gallardo

Las nubes se abrirán, ochenta mil devotos aullarán. El niño ascenderá entre chispas de luz y rugir del helicóptero en el estadio San Paolo, de Nápoles. Los presentes habrán pagado uno o dos dólares, que se darán a los pobres de la ciudad.

Lello Gambardella, jefe de la hinchada local, no verá el descenso. A pie, con un puñado de sal y un póster del Colo, estará camino a Pompeya, donde agradecerá a la Madonna la gracia recibida por su club. En su lugar, en el estadio, un Vesubio de cartón bombardeará fuegos artificiales, y una nube de globos celestes y blancos subirá al cielo. En un jeep blanco, Diego Maradona deberá entrar en la ciudad por el lungo mare, igual que el papa.

Este ceremonial, prolija y apasionadamente tramado, sufrirá una demora similar al retraso de la llegada de Maradona, inicialmente prevista para hoy y pospuesta hasta nuevo aviso. Por lo que la imaginación napolitana tendrá tiempo para agregarle detalles a la ruidosa recepción.

Remeras, casetes y pizza

Talleres escondidos trabajan día y noche para estampar remeras y grabar casetes con el himno en su honor, que dice: “Argentina stá acca” (versión en dialecto napolitano). En muchos locales se sirve la pizza a la Maradona, de mejillón y pulpo. En Peppino, trattoria tradicional de Santa Lucia, los mozos visten camiseta azul con la cara del pibe en el pecho. Pelucas de negros rizos se ofrecen en vidrieras de barrio. Los compatriotas que juegan para clubes italianos expresan juicios generosos. Passarella, Bertoni, Díaz y Hernández alaban al unísono al niño y a Nápoli.

Las páginas deportivas de los diarios sacan cuentas y parece que Maradona es el décimo argentino que juega para Nápoli en medio siglo, a lo que habrá que sumarles dos entrenadores.

Otros periodistas sacan nuevas cuentas. Se recuerda que en 1977 Gianni Di Marzio, entrenador de Napoli, volvió de Buenos Aires hablando de un chico que le parecía destinado a ser un fenómeno. Y se recuerda que Gianni Agnelli dijo hace poco tiempo por la televisión que, después de haber recomendado al joven desconocido al entrenador de Juventus, Boniperti, recibió esta respuesta: “Avvocato, si Maradona fuera tan bueno como usted dice, no se nos hubiera escapado”.

Las listas españolas

Los diarios de España hacen las listas de los desplantes del “pibe” y de su clan de treinta amigos, del lujo y las compadradas, la paliza a un fotógrafo que los encontró de mal humor. Y se habla de deudas, de que la Maradona Productions está en espesa crisis financiera y que no ha visto una peseta de los ciento cincuenta millones pagados por unos cortos publicitarios del “pibe” contra la droga, que fueron a parar a bolsillos acreedores.

Listas más inquietantes para Napoli se leen en los diarios italianos: Maradona llegó a España en el 82 y trajo sobre su espalda un mundial empezado bien y terminado mal, porque Italia lo venció, Gentile lo desgarró, Brasil lo humilló hasta el punto de arrancarle una reacción que lo hizo expulsar. En diciembre de ese año se enfermó de hepatitis, que lo tuvo meses sin jugar, le siguió un dolor en los hombros y, después, una patada que le arruinó una pierna. Y, posteriormente, el odio contra los españoles.

Y así llegará a Nápoles. La ciudad con el índice más alto de mortalidad infantil de Europa, tiende sobre el golfo una capa de seda a los pies del niño descendido del cielo.

La Nación, 4 de julio de 1984Sara Gallardo

Sara Gallardo

Crónicas publicadas en el libro Los oficios, de Sara Gallardo (Editorial Excursiones).

Fuente: Lástima a nadie, maestro.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 06/09/2018 por en Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: