Editorial Excursiones

“Género fluido”, ensayo de Virginia Feinmann sobre Piletas, de Félix Bruzzone, publicado en El matadero en septiembre de 2018

Quizás sea apropiado decir que Piletas, a la manera de la identidad sexual no binaria, es un libro de “género fluido”. La fluidez es además la esencia del elemento líquido, del agua que Félix cuida y limpia, y con la que a veces conversa. Y que parece haber contagiado su cualidad al libro entero, que no se dejó clasificar ni por Félix ni por mí ni por ninguno de los participantes de la charla que compartimos en el Instituto de  Literatura Argentina “Ricardo Rojas”.
Libro de agua, lo llamó Félix con cierta desilusión al día siguiente, a la vez que lo usó como paraguas para  protegerse de las gotas que empezaban a caer. ¿Libro de crónicas, aguafuertes, microrrelato, posteos, novela sui generis, lectura de doble entrada, cada texto vale en sí mismo y a la vez conforma un todo que es más que la suma de las partes? Mi pequeña contribución a la confusión fue decir que cada pieza era un cuento en su acepción clásica.
Pero partió, como muchas veces parten las cosas que confunden, de una buena intención. Quería jerarquizarlo respecto de la mera crónica que se le atribuye. Félix hace en cada entrada de Piletas lo que los grandes cuentistas: dispone sus emociones y reflexiones en tiempo y espacio, las reparte en personajes, usa uno o dos objetos narrativos –objetos que carga de significado– para vertebrar una historia, nos cuenta
una historia, con principio, desarrollo y final, y esa historia es una excusa, una anécdota de superficie que se disfruta en sí misma, pero que a la vez nos entrega un sentido final profundo: el desencanto, el amor, el desamor, la esperanza, el pequeño espacio posible del entendimiento entre las personas. Una noción del mundo a partir de un sapo, una manguera, un poco más o menos de agua o una chica criada en la pedagogía Waldorf.
Hasta ahí mi impresión respecto del género, a la vez que me pregunto si es importante determinarlo, o si en realidad lo único que vale la pena es leer, como sea. Piletas es un libro que nos lleva a recorrer una gran distancia, pero al mismo tiempo nos quita el aliento en cada texto, de modo que avanzamos de a suspiros, de a bocanadas, sacando la cabeza para respirar y seguir con ganas, como cuando nadamos.

Seguir leyendo en El matadero.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 03/10/2018 por en Prensa.
A %d blogueros les gusta esto: